El Demandafolk congrega a 7000 personas
B. Antón, enviado el 22/08/2011

Escuchar a artistas como Kepa Junquera y Diego Galaz siempre es un placer, pero hacerlo en plena Sierra de la Demanda, rodeado de árboles y envuelto en el gran ambiente que se crea en el Demandafolk, mejora la experiencia, como cuenta Carlos Pineda, un joven de Soria que nunca se ha perdido este festival. «El primer año vinimos a ver cómo era y desde entonces no nos hemos perdido ninguno. Además de que nos gusta este tipo de música aprovechamos para acampar aquí y disfrutar de un fin de semana diferente», señala el joven, que estaba acompañado de otros amigos.
Durante la tarde noche de ayer el campo de fútbol de Tolbaños de Arriba acogió el acto más importante y que más público atrae hasta este festival no convencional de música tradicional, los conciertos de importantes grupos, como La Tolba, que fue el encargado de estrenar el escenario de esta quinta edición del Demandafolk. Tras él desfilaron otras formaciones como Los Titiriteros de Binéfar o Kepa Junquera, que actuó junto al violinista burgalés Diego Galaz, convirtiéndose en una de las actuaciones con las que más disfrutó el público. Vallarna y Tom Bombadil fueron quienes pusieron el broche final a esta excelente noche de folk, que concentró a cientos de personas en esta localidad de la sierra.
Pero el Demandafolk es mucho más que una lista de conciertos de relevantes artistas, es el encuentro de la música con la naturaleza, de la reivindicación de nuestras tradiciones y de poner en valor la vida en el mundo rural. Con una gran organización por parte de la Asociación Qué la Sierra Baile y la Junta Vecinal de Tolbaños de Arriba, este festival supone además un respeto por la naturaleza, y para permitir un contacto más directo con ella se facilitaron dos zonas de acampada, una de ellas libre de ruido, donde numerosas personas instalaron su tienda, para, si cabe, vivir más de cerca este festival.

Programa variado

Además, durante el resto del día también se desarrollaron otras actividades dentro de este Demandafolk, como fueron una marcha cicloturista por la Vía Verde, un pasacalles pelendón, la degustación de una tradicional caldereta, un mercado de artesanía y diferentes juegos y bailes tradicionales en los que participaron las personas que se acercaron a Tolbaños de Arriba. «Nos gusta el ambiente que se vive aquí, además, hemos conocido a gente en años anteriores y este festival también supone un punto de encuentro con ellos», señala Carlos Pineda.
La celebración de este festival continuará durante la jornada de hoy, lo que supone una doble novedad, por una parte tener actividades hasta el domingo y por otra hacerlo en un pueblo que no sea Tolbaños, en este caso Huerta de Abajo, donde a las 12 horas está prevista la llegada de coches antiguos de la Asociación Clásicos de Pinares, mientras a las 13 horas habrá un concierto de Hermanos Cubero

 
Versión Descargable No Disponible
Imprimir Noticia
Leer Noticia
 
Volver

@ Website Jamones Pelayo. Tlf.: 947 38 01 30( Diseño GrupoDR)
Aviso Legal  -  Política de privacidad  -  Condiciones y Garantía Área Privada
C/ San Roque, 2 bajo - Salas de los Infantes - 09600 - info@jamoneselpelayo.com