JORNADAS DE LA MATANZA 2011 EN SALAS DE LOS INFANTES
DIARIO DE BURGOS, enviado el 31/01/2011

Las Jornadas de la Matanza que se organizan en Salas de los Infantes llevan camino de convertirse en un referente regional, y es que después de la celebración, en la mañana dominical, de la edición número trece, ‘demostraron’ que han alcanzado un nivel superior. En ese éxito están incluidos muchos esfuerzos y preocupaciones, de personas y colectivos salenses, que funcionan como un todo perfectamente sincronizado. A ello se refirió el Remojonero de este año, Gil Martínez Soto, propietario del conocido hotel Virrey Palafox del Burgo de Osma (Soria), precursor, en 1974, de las Jornadas de la Matanza del Burgo que han sido declaradas de interés turístico nacional.


«Si difícil es coordinar el trabajo de 60 personas, aquí se consigue además una logística perfectamente ensamblada, en la que cada uno, como si fuera un equipo de fútbol, sabe al dedillo su papel, y lo ejecuta con una sonrisa», comentó Martínez Soto. El soriano, que ha sido difundido las tradiciones y la gastronomía regional por todo el mundo, también destacó que «las fiestas de la matanza que ahora se están prodigando hacen aflorar el encanto de las costumbres populares, y la implicación en ellas de los vecinos de los pueblos».


El Remojonero ‘regaló’ a la organización uno de los platos obligados de la fiesta chacinera: las migas de pastor, que, con muchos ‘tropiezos’, estuvo aderezando en el recinto gastronómico. Dicha degustación fue una perfecta compañía para los 600 kilos de cerdo –panceta, careta, costilla adobada, chorizo, morcilla de harina y de arroz, careta, torrezno y sartenada- que fueron repartidos entre más de 2.000 personas, en el ágora de la ciudad milenaria. Todo el mundo quedó satisfecho, y hasta se tomó café obsequio de la marca Bou.


Fiesta en lo más alto

Las actividades de las XIII Jornadas de la Matanza fueron cogiendo ritmo a lo largo de la mañana, que se fue enfriando en lo climatológico. Tras la colocación de las mesas, cocinas y resto de mobiliario, se procedió al reparto de licores matutinos y de 40 kilos de pastas de manteca, elaboradas, con la ayuda de las panaderías de Santa María y Costana, por las Amas de Casa.


Desde ese momento, los diferentes colectivos serranomatiegos implicados en la organización no pararon hasta bien entrada la tarde, y para establecer un hilo conductor de los diferentes puntos de interés, Jesús García ‘Chupi’ fue relatando los afanes y otras cuestiones de los ‘remojones’.


Y antes de que ‘los productos sagrados del cerdo’ fuesen degustados, el matarife Federico Martínez mostró lo que hay en el interior de un cerdo, que pesaba 120 kilos, para dar paso a su chamuscado y remojado. Pero también, Teresa Herrera ‘Teruca’, con un grupo de ayudantas, estuvo preparando chorizos y morcillas, en cuya elaboración se utilizaron 2 kilos de arroz, pimienta molida y picante, manteca y cebolla. Para que el ambiente popular estuviera completo los seis grupos de danza de ‘Doña Sancha’ deleitaron a la concurrencia, sobre todo el grupo de tres años, con un buen puñado de bailes: ‘Pasacalles de Frías’, ‘Jota de Lerma’, Jota de la Alpargata’, ‘El cachuco’..., bajo la coordinación de Tinín Elvira.



 
Versión Descargable No Disponible
Imprimir Noticia
Leer Noticia
 
Volver

@ Website Jamones Pelayo. Tlf.: 947 38 01 30( Diseño GrupoDR)
Aviso Legal  -  Política de privacidad  -  Condiciones y Garantía Área Privada
C/ San Roque, 2 bajo - Salas de los Infantes - 09600 - info@jamoneselpelayo.com