NOTICIAS
UNAS DOS MIL PERSONAS EXIGEN QUE SE RESTITUYAN LOS SERVICIOS DE AUTOBUSES
B. Antón, enviado el 13/11/2012

Hartos de ser tratados por parte de la administración como ciudadanos de tercera categoría, casi dos mil vecinos de Salas de los Infantes y comarca se manifestaron para mostrar su indignación y malestar por la supresión de más de cincuenta servicios de autobuses y para exigir que se restituyan al menos seis de ellos.
Bajo la pancarta ‘Recuperación de la línea de autobuses ya’, los habitantes de la comarca de Pinares recorrieron las principales calles de Salas entonando canciones como: «más autobuses, menos abandono», «menos coches oficiales, más autobuses rurales», «Herrera viaja en autobús» o «los impuestos rurales, a las capitales», dejando así patente que no están dispuestos a quedarse con los brazos cruzados ante una situación más de recortes de servicios.
La respuesta a esta primera manifestación de la plataforma ciudadana Demanda Dignidad fue masiva por parte de los habitantes de la comarca, ya que a los salenses se sumaron vecinos de Castrillo de la Reina, Vilviestre del Pinar, Palacios de la Sierra, Hacinas, Pinilla de los Barruecos, Moncalvillo o Castrovido, entre otros. Muchos de ellos portando pequeñas pancartas que mostraban textos como: «no nos dejéis aislados», «vecinos rurales obligados a vivir en las ciudades» o «un servicio público no es un negocio». La concentración también contó con la presencia de la alcaldesa de Salas, Marta Arroyo; la alcaldesa de Palacios, Estibaliz Llorente; y el alcalde de Castrillo, Galo Contreras, entre otros cargos públicos de la zona.
El origen de esta respuesta ciudadana se encuentra en la decisión bilateral de la Junta y de las empresas que realizan las líneas Salas-Aranda y Burgos-Soria de suprimir más de cincuenta servicios, una decisión para la que no se contó con la opinión ni de los usuarios ni de sus representantes municipales y que empezó a ejecutarse en agosto. Teniendo en cuenta la cantidad de servicios que se han eliminado, la petición ciudadana es mínima: seis de ellos: el que sale de Burgos hacia Soria la tarde de los viernes a las 18.30 horas, el de ida y vuelta que sale de ambas capitales el sábado por la mañana y el que parte la tarde de los domingos y festivos de Salas hacia Aranda de Duero.
Ataque directo a los pueblos

La concentración finalizó con la lectura por parte de miembros de esta plataforma de un manifiesto en el se hizo referencia al ataque directo que suponen medidas como estas contra la supervivencia de los pueblos y de sus habitantes. «Nos tratan como a ciudadanos de tercera categoría y que cada vez estamos más afectados por los supresión de servicios. Nos es imposible ir al hospital en autobús, volver un viernes a pasar el fin de semana a casa o simplemente utilizar este transporte para ocio», decía el manifiesto, que también hacía referencia a la negativa repercusión que los escasos servicios de autobús estaba tendiendo en los comercios.
Paralelamente a estas protestas se está procediendo a la recogida de firmas y desde la plataforma Demanda Dignidad se está a la espera de confirmación de día y hora para una reunión con el director general de Transporte de la Junta, José Antonio Cabreras, para analizar la situación y exponerle alguna sugerencia que reduzca el tamaño «del desastre social que se avecina en los pueblos afectados», apunta desde la plataforma.