NOTICIAS
LA LEYENDA DE LOS SIETE INFANTES DE LARA SE CONVIERTE EN UNA FUENTE DE PROGRESO
Azua, enviado el 19/07/2011

Después de tres días de intenso debate y de análisis sobre la leyenda de los siete hermanos que dan apellido a la ciudad de Salas, ayer se clausuró el I Congreso Internacional Los Siete Infantes de Lara, la historia frente a la leyenda, un simposio en el que han participado alrededor de cien personas, entre ellos varios especialistas de reputadas universidades que han ofrecido opiniones dispares sobre este poema épico.
La jornada de ayer arrancó con la ponencia de José Manuel Pedrosa Bartolomé, titulada Los Siete Infantes de Lara, tradiciones míticas y folclóricas y prosiguió con la de Manuel Cuenca Cabeza, cuyo nombre era Adaptación e invención de la leyenda de los Infantes de Lara en el teatro español. Ya por la tarde, José Jesús de Bustos Tovar expuso El poema de los Infantes de Lara en los estudios de Menéndez Pidal y de su escuela.
La última ponencia del congreso, a cargo de Alberto Montaner Frutos, de la Universidad de Zaragoza y titulada Mudarra, héroe mestizo, se desarrolló en la iglesia de Santa María y estuvo abierta al público en general, que respondió ocupando prácticamente la totalidad de la bancada del templo salense. El punto y final a este encuentro lo puso la alcaldesa de Salas de los Infantes, Marta Arroyo, acompañada del guionista y director de cine burgalés Antonio Jiménez Rico. Arroyo destacó que durante estos días se han cumplido los objetivos con los que se creó el simposio. «Celebramos con agrado que este congreso haya sido un foro de encuentro entre especialistas, estudiantes y amantes de la historia en general y que además confirma que los recursos naturales pueden ser una fuente de progreso», comentó la alcaldesa.
Jiménez Rico recordó durante su intervención, que arrancó en varias ocasiones la carcajada de los asistentes, como hace años llegó a sus manos un proyecto cinematográfico titulado Mudarra (hermanastro de los siete infantes). «Cuando leí la historia me pareció apasionante, pero por problemas económicos finalmente no se llevó a cabo. Espero que algún día pueda retomarla porque me parece interesante. No hay guionista en Hollywood ni en ningún otro sitio capaz de crear una historia de traición, venganza, lealtad y amor tan apasionante como esta. No nos tenemos que descuidar, a ver si la van a hacer los americanos, pero adaptada al wester», afirmó, entre risas del público.
Tras las palabras del director, que está preparando un nuevo proyecto cinematográfico titulado Inquietud en el paraíso, se hizo entrega a cada uno de los ponentes de una escultura elaborado por el artista local Jesús Contreras y que reproduce el arcón donde se custodian las cabezas de los Siete Infantes de Lara. Para finalizar, y ya casi de noche, los jardines del Palacio de Cultura acogieron la representación de escenificaciones de la obra Los Siete Infantes de Lara llevada a cabo por el grupo de teatro de Castrillo de la Reina, dirigido por Abilio Abad Izquierdo.