NOTICIAS
KRONOSPAN SOLO ASUME LA MITAD DE LOS 140 MILLONES QUE DEBE INTERBON
G. Arce , enviado el 07/07/2011

Los trabajadores de Interbon y Unopan -y sus familias- aún confían en que a lo largo del día de hoy la compañía maderera, Kronospan y los bancos acreedores alcancen un acuerdo definitivo para evitar que la firma burgalesa llegue al concurso de acreedores y recupere en breve la actividad productiva en las plantas de Castañares, Salas de los Infantes y Toledo, y consiga pagar los siete meses salarios que adeuda a sus plantillas.
Este fue el sentir del millar largo de participantes en la manifestación -una de las más numerosas de los últimos tiempos- convocada por el comité de empresa en la tarde de ayer y que cruzó la ciudad -desde Capiscol hasta el Museo de la Evolución Humana- con los lemas ‘Dejar de engañar. Queremos cobrar’, ‘Grupo Interbon. Exigimos solución’ o ‘Financiación. Banqueros, ladrones, soltad los millones’.
La empresa dispone de plazo hasta mañana -aunque es el juez de lo Mercantil quien dictará finalmente el auto de concurso si procede- para alcanzar un acuerdo que anoche se veía posible pero complicado. Mientras las plantillas cortaban la ciudad respaldadas por los sindicatos CCOO, UGT, CGT y muchos vecinos; la dirección del Grupo negociaba in extremis en Valladolid, con el director general de Industria de la Consejería de Economía y Empleo, Carlos Martín Tobalina, buscando su mediación para dar una solución a los más de 140 millones de euros de deuda bancaria que arrastra Interbon.
Una vez aparcadas las presiones de empresas nacionales de la competencia que buscaban truncar la entrada de la multinacional austriaca en el mercado español, Kronospan ha apretado su oferta para entrar en el accionariado de Interbon y apoyar su urgente refinanciación. Así, mantiene una quita del 50% de la deuda, ofreciendo garantías para un porcentaje del resto, propuesta que, al parecer, aún no convence a los principales bancos acreedores de la maderera. La actuación de la Junta de Castilla y León, aseguran las fuentes consultadas, será determinante para que la fase preconcursal en la que se encuentra Interbon no derive en concurso y la entrada de los administradores judiciales.
«Tenemos la esperanza de hoy se firme el acuerdo y podamos volver a trabajar con total normalidad, aunque somos conscientes de que la deuda es muy grande y la quita del 50% pesa demasiado, es perdonar mucha deuda...», aseguraba ayer el presidente del comité de empresa, Ángel García, que adelantaba que si no se lograba una solución se manifestarían ante los juzgados a partir del día 8.
En juego, recordaba, está el futuro de 580 trabajadores, a los que se les adeudan hasta siete meses de salarios (estiman que una media de 8.000-10.000 euros por persona), y de los más de 2.000 puestos de trabajo indirectos que dependen de la actividad de Interbon. La entrada en concurso sería «nefasta» para la plantilla y abría un proceso «largo y penoso», reconocían los afectados, que al llegar al paseo de Atapuerca frente al MEH leyeron un comunicado de agradecimiento por el apoyo recibido a su causa.
Las plantas de Interbon y Unopan permanecerán paradas y sin actividad hasta la próxima semana y todos sus trabajadores estarán incluidos en el expediente de regulación (ERE) temporal lo que, reconocían ayer, al menos es un alivio para sus bolsillos pues así pueden